Si hay un parque obligatorio en una visita a Orlando, ese es el Magic Kingdom. Simplemente porque cuando imaginamos Disney, lo que aparece en la mente es este parque.
No quiere decir que sea el mejor, se puede discutir según el perfil del visitante, pero seguro que les va a gustar.

El Magic es el que está apuntado a los más chicos, sin duda tiene los juegos y personajes más clásicos y, salvo Space Mountain, los más tranquilos.

Plano de Magic Kingdom que se consigue en varios idiomas

 

Hay muchos consejos para disfrutarlo, pero creo que el principal es llegar temprano.

Según la época del año, abre a las 8 ó 9 de la mañana y a esa hora hay que estar en la puerta, listos para entrar.
Les recomiendo mirar y planificar según el Calendario de El Viajero Mágico, ahí les muestran los horarios de apertura y cierre, de los desfiles (no todos están todos los días), si hay horas extra para los que se alojan en Disneyworld.

También Undercovertourist, permite planificar a que parque ir cada día, según el nivel de concurrencia de cada fecha.
Por mi experiencia, es muy exacto en sus datos y hasta tiene una aplicación para teléfonos celulares, con el tiempo de espera en cada juego.

Main Street USA

 

El segundo consejo, tan importante como el primero, es tener una Estrategia de recorrido.

Sí, aunque suene exagerado, es imprescindible si quieren ver la mayoría de las atracciones y no aguantar colas interminables.
Yo lo recorrí de las dos maneras, con y sin estrategia. Además cuando no lo planifiqué, llegué tarde, a eso de las 12.
Debo decir la verdad, igual lo disfruté, pero perdí muchos juegos y en otros había colas de dos horas. Hice lo que no se debe hacer, ir a donde van todos, ver las atracciones a medida que aparecen y no tener claro cuáles eran las mejores. Esto hizo que entráramos solo a los juegos con poca gente y que otros fueran imposibles.

La última vez preparé un recorrido, siguiendo los consejos del sitio que mejor conoce los parques, El Viajero Mágico. Si viajan a Orlando es de lectura obligatoria, no solo por los parques, sino también por los consejos de compras, preparativos, decisiones, etc.
Quiero aclarar que las estrategias no se cumplen al pie de la letra, es muy difícil y como dicen ellos, cada grupo es particular. Para poder cumplirlas, no tendría que haber chicos muy chicos, adultos que caminan lento, adolescentes distraídos/as, etc., pero si hay que respetar el orden de los primeros juegos, que generalmente son los más concurridos y que casi siempre están en el fondo del parque.
Entiendo que todo el mundo se entusiasma apenas entra y se queda sacando fotos, mirando un personaje o lo que se les ocurra. Sean fuertes, luchen contra sí mismos y contra su grupo y vayan al juego que les indica la estrategia, después van a tener tiempo de hacer todo lo demás mientras el resto hace colas.
Festival of the Fantasy Parade

 

Para evitar parte de estas molestas esperas, Disney tiene Fast Pass. Con este sistema, se pasan las entradas por la máquina de cada juego, (no todos la tienen), y nos da un turno para un determinado horario, donde casi no haremos cola. Generalmente, nos da un margen de una hora, con tolerancia de 15’ para volver. En cada juego que tiene Fast Pass, hay dos filas, una es la normal y la otra para los que sacaron el turno. Un dato importante, es que mientras no hayamos usado el turno, no podremos sacar otro en ningún juego.
(Hace poco tiempo, Disney cambió el sistema a  Fast Pass + y ahora se pueden reservar por internet, cosa que no pasaba cuando se escribió este relato, pero el concepto es el mismo.)

Otra recomendación que les quiero dar, para este y todos los demás parques, es que hay que ir equipado con algunas cosas indispensables: botellas de agua, algo para comer por la mañana y por la tarde y si quieren pueden llevar también el almuerzo, excepto si tienen un plan de comidas o no les importe gastar unos diez dólares por persona en una merienda y otro tanto en el almuerzo.
Una botella de medio litro de agua, en un parque cuesta U$S 2,50, mientras que en Walmart, compré 32 a U$S 4,70, sí leyeron bien. Al principio, llevábamos tres o cuatro botellas por persona, eso además de ser molesto por el peso, no es necesario, porque hay bebederos donde se pueden recargar con agua muy buena.
En la entrada, revisan todos los bolsos, pero no hay problema en entrar con comida y bebida.

Una última sugerencia, si llevan chicos de menos de once o doce años, háganles una identificación. Así como suena, una tarjeta con foto, preferentemente plastificada, donde diga el nombre, la dirección del alojamiento y algún contacto. Es una probabilidad, que un chico pueda perderse, hay demasiada gente y la sola distracción de mirar un mapa, puede ser suficiente para perderlo. Piensen que es un lugar desconocido, donde quizás el que lo encuentra le hable en inglés y donde el chico no sabe volver a su casa, ni su dirección. Se la ponen en un bolsillo o en la mochila y listo, nunca está de más, prevenir un mal momento.

Tomorrow Land

 

Bueno, vamos a los juegos. Nosotros éramos cinco y en el grupo había chicos chicos, adultos lentos y adolescentes distraídas, así que no estuvimos en todos las atracciones, pero creo que gracias a la planificación, vimos las mejores.

El Magic Kingdom tiene un eje principal, Main Street, por donde se llega a una gran rotonda, desde donde se accede a cinco sectores o islas: Fantasyland, Adventureland, Frontierland, Liberty Square y Tomorrowland.

Main Street USA, es la calle que con su estilo de 1900 y muchos detalles, une la entrada al parque con el castillo de Cenicienta, rodeada de negocios de merchandising, restaurantes y heladerías, es el lugar donde se inician los desfiles, que terminan en Frontierland.

También frente al castillo, pueden ver Dream-Along With Mickey, un espectáculo musical que se presenta varias veces al día.

Detrás del castillo está Fantasyland, el sector que más representa la imagen que tenemos de Disney. Con una escenografía alpina y los personajes más clásicos, es la zona que tiene más atracciones y que se está ampliando con el Castillo de la Bella y la Bestia.

Con respecto a esto, quiero hacer una crítica. Todo muy bien con el castillo nuevo, la ampliación, etc., pero sacar las casas de Minnie y Mickey, para mí fue un sacrilegio que el amigo Walt dudo que hubiera aprobado.

Dumbo, un clásico

 

Las mejores atracciones de Fantasyland, son Philarmagic, un espectáculo en 3D, con Mickey y Donald que no se pueden perder.

Peter Pan es un trencito con carritos voladores, que recorren el cuento del niño que nunca crece.

El show musical de La Sirenita es muy lindo para ver. Les aclaro que todos los espectáculos, en todos los parques, son en inglés, así que el que no entienda, deberá usar más su imaginación o pedir en el Guest Service, a la entrada, un “dispositivo inalámbrico de traducción” que es gratis, pero hay que dejar un depósito de U$S 100.

Winnie the Poo, es el personaje más inocente y tiene una de las esperas más terribles, pero vale la pena viajar en carritos disfrutando de sus personajes.
Dumbo con sus carritos voladores, es uno de los juegos más clásicos y también de los más visitados.

El musical de La Sirenita, muy bueno!

 

Partiendo de la rotonda, hacia la izquierda del castillo, se accede a Adventureland.
Ambientado con escenografías selváticas y de piratas, este sector tiene una de las mejores atracciones, Piratas del Caribe, donde mientras navegamos en botes, disfrutamos de batallas a cañonazos y vemos un cielo cubierto de estrellas espectacularmente logrado.
Otra de sus atracciones es Jungle Cruise, un crucero por la selva, en medio de animales electrónicos.

Siguiendo el mismo camino, se llega a Frontierland, donde viajamos al lejano oeste americano.

Por lejos, lo mejor de esta isla es Big Thunder Mountain y Splash Mountain, dos montañas rusas.

Una, Big Thunder, que recorre en un logrado tren a vapor el desierto de rocas naranjas, típico del medio oeste, sin bajadas abruptas, pero con muchas curvas y a gran velocidad.

La otra, Splash, es una montaña tranquila en su recorrido, pero que termina en una bajada directa al agua. Por desgracia, en los meses de invierno está cerrada por mantenimiento.

En el acceso a Adventure y Frontier, está Liberty Square, una recreación de la época colonial de Estados Unidos y de la revolución por la independencia.
En este sector, podemos dar una vuelta en el Liberty Belle Riverboat , el clásico barco de paletas, que hace un recorrido bastante corto y que normalmente tiene bastante espera.
Para mí lo mejor de este sector es The Haunted Mansion, una especie de tren fantasma que tiene partes muy divertidas.

Big Thunder Mountain, imperdible!

 

Ahora nos vamos a la derecha del castillo y nos encontramos con la tierra del futuro imaginario, Tomorrowland.

Esta isla se ve distinta del resto del parque, con sus construcciones futuristas marca una gran diferencia con el estilo más clásico de las anteriores.

Tiene el juego más brusco, Space Mountain, la montaña rusa bajo techo, que al circular en casi completa oscuridad impresiona más por el temor a lo que vendrá, que por sus curvas y bajadas.
Otra de las atracciones interesantes, es Buzz Lightyear Ranger Spin, donde les dispararemos a los personajes desde un carrito con contador y competiremos con nuestro compañero de viaje.

Un juego que me llamó la atención y que no entendía por qué está poco valorado, es Tomorrowland Indy Speedway, una carrera de autos, que sobre todo a los varones les debería gustar.
Cuando lo vi entendí enseguida, van a una velocidad deprimente, 11 km/h. Winnie the Poo, produce más adrenalina.

Tomorrow Land

 

Hay mucho más en el Magic, que se puede disfrutar en distintas zonas y que se renuevan año tras año:

Personajes para sacarse fotos, aunque hay que esperar bastante.
Imperdibles como el desfile de la tarde, a eso de las 15 hs, con carrozas y todos los personajes. Se puede ver en cualquier parte del recorrido, pero recomiendo en la rotonda frente al castillo.
También el que pasa cerca de las 18 hs, donde Mickey, Donald, Mr. Increíble y muchos más, se bajan de las carrozas y bailan con el público.
Por último a la noche, el de las carrozas iluminadas, poco antes del cierre del parque y del mejor espectáculo de Disney, Wishes, el show de fuegos artificiales que nos despide de la mejor manera y nos deja un recuerdo imborrable.

Realmente es un mundo mágico!

La magia de Disney a pleno

 

Bailando con los personajes en Move It! Shake It! Celebrate It!

 

Las luces de Main Street Electrical Parade

 

Wishes, simplemente increíble!

 

 
Translate »