Esta es la cuarta parte de mi viaje de enero de 2017, con mi mujer y mis dos hijos, donde recorrimos un poquito de Estados Unidos.
En las tres primeras partes, les conté sobre algunos parques de Orlando: Magic Kingdom de Disney, Universal Studios e Isla de la Aventura, estos últimos de Universal.

Después de Orlando, volvimos a Miami a tomar el avión que nos llevaría a nuestro próximo destino, Las Vegas.

La idea era estar dos noches y después ir al Gran Cañón del Colorado, pasar una noche y volver dos noches más a Las Vegas.
Aquí pudimos comprobar que hasta los mejores planes pueden alterarse, lo importante es saber recalcular sobre la marcha. Ya van a ver por qué.

La ciudad de Las Vegas, está supuestamente en un desierto, pero los alrededores son bastante más que tierra y piedras. No muy lejos, las montañas nevadas le dan un marco muy interesante y puedo decir que las rutas hacia el Gran Cañón al este y a Los Angeles al oeste, son caminos muy bonitos entre sierras y montañas.
El clima en enero es bastante fresco, hace entre 5 y 15 ºC. Bastante bien para pasear y recorrer, porque en verano llega a más de 40ºC

 

Las Vegas
Para nuestras primeras dos noches, nuestro alojamiento fue en el Hotel Hilton Grand Vacations on Paradise at Convention Center. Cuanto nombre, no?

Este hotel está a dos cuadras de la Strip, cerca del Circus Circus, no tiene casino, pero si piscina y habitaciones tipo apartamento para cuatro personas, con una sala de estar y un dormitorio separado. También tiene cocina y máquina de lavar y secar.
La verdad estuvo casi bien, pero tuvimos un olvido cuando hicimos el check-out y aunque llamamos antes de que entrara el siguiente huésped, nunca apareció lo que olvidamos.
Realmente nos decepcionó, por eso lo cuento, porque se supone que tanto nombre tendría que tener más responsabilidad.
Parece que tienen un problema, ya sea porque la persona que limpia no lo hizo bien o porque alguien en la cadena se quedó con algo ajeno.

Las Vegas

Bueno, como dicen, “lo que pasa en Las Vegas, queda en Las Vegas“, así que vamos a lo importante.

Cuando planeamos el viaje, lo que sabíamos de Las Vegas era que estaba llena de casinos, que le dicen “la Ciudad del Pecado“; que había hoteles increíblemente ambientados, muy lujosos y que se podía entrar libremente a conocerlos o ver algún espectáculo.
La pregunta era que hacer con chicos, porque a los casinos no pueden entrar menores de 21 años. Mis hijos tienen 12 y 19, así que nos quedaba conocer algunos hoteles, la Calle Freemont y ver algún espectáculo, si era gratis mejor.

Y eso hicimos. Como en la primera etapa en la ciudad solo íbamos a estar poco más de un día, decidimos ir a recorrer la Strip.
La Strip es la columna vertebral de Las Vegas, va de norte a sur y es donde se concentran los hoteles más modernos y lujosos, y que hizo que la parte antigua de la ciudad, los alrededores de la Calle Freemont, quedaran como un atractivo turístico más que el centro del juego y la actividad nocturna que había sido hasta fines de los ’80.

Recorrer la Strip no es tan sencillo, son unos 7 km, pero además para cruzarla, hay que subir y bajar puentes peatonales, que están ubicados cada dos o tres cuadras. Todos tienen escaleras mecánicas, que no siempre funcionan y ascensores.
A veces para llegar a la esquina opuesta se tarda más de cinco minutos, porque también hay que pasar por dentro de algún comercio.
Si además nos paramos a mirar algún artista callejero o un hotel, (solo por afuera), hace falta una semana para recorrerla.
Lo bueno es que si van en auto, hay estacionamiento gratuito en los hoteles. Algunos no cobran nada, como el Venetian y otros como New York New York o el Bellagio, dan una hora gratis y después cobran U$S 7 por 4hs.

Ahora, les cuento un poco de los hoteles más destacados, empezando desde el norte y yendo hacia el sur.

 

Una torre parecida a la de los aeropuertos, tiene en la parte más alta montañas rusas y juegos de caída libre para los más valientes. Uno de los packs vale alrededor de U$S 40.
Stratosphere
Ambientado al estilo del circo, tiene espectáculos gratuitos y montañas rusas con un costo que va de U$S 6 el juego individual a U$S 32 el pase adulto para todo el día.
En este hotel pueden ver espectáculos musicales en vivo y una pequeña fuente de aguas danzantes.
wynn

Con toda la escenografía bastante bien lograda de Venecia, realmente este hotel se destaca en la Strip.
Además pueden hacer un paseo por un canal interior en góndola. Cuesta U$S 116 el paseo privado para dos.
Increíble, en la verdadera Venecia cuesta € 80 el paseo para seis personas!!!

Venetian
Venetian
Venetian

El hotel de la Isla del Tesoro está rodeado de agua y con barcos piratas sobre la Strip, presenta un espectáculo gratuito cada media hora. También presenta exhibiciones y al Cirque du Soleil, con entradas desde U$S 69.

Treasure Island

El primero en construirse en el Boulevard Las Vegas, en 1989, además del omnipresente casino ofrece espectáculos musicales y al estar ambientado en la Polinesia, también tiene un volcán, tigres, leopardos y delfines.

Inspirado en la antigua Roma, es uno de los hoteles más lujosos y se hizo muy famoso con la presentación de los más importantes combates de boxeo. Actualmente, artistas como Celine Dion, Elton John y Rod Stewart, presentan allí sus espectáculos.

Caesars Palace

El hotel más lujoso de la ciudad, de cinco diamantes, tiene la genial fuente de aguas danzantes que todas las noches hacen que mucha gente la disfrute. También presenta al Cirque du Soleil, con entradas desde casi U$S 100.

Con la Torre Eiffel de unos 100 m de altura y un mini Arco de Triunfo, recrea sectores de la Ciudad Luz. Se puede subir a la torre y cuesta U$S 20, más o menos lo mismo que la verdadera.

paris

Ambientado en la Gran Manzana, en el frente tiene réplicas más pequeñas de edificios como el Empire State y el Chrysler y una reducida Estatua de la Libertad. También tiene una montaña rusa bastante importante, que se puede ver desde la calle.

New York New York

Imaginando el legendario castillo medieval de Camelot, ofrece una cena show con el Torneo de los Reyes, donde caballeros de brillante armadura combaten a caballo en la arena. Cena y show por unos U$S 56 por cabeza.

Excalibur

Tematizado en el antiguo Egipto, con su pirámide y su esfinge, presenta espectáculos como Blue Man Group a casi U$S 65 y Bodies, the Exhibition a unos U$S 32.

Su atracción más importante es el Shark Reef Aquarium, donde además de ver más de 2000 peces, se puede hasta bucear con tiburones por uno módicos U$S 650. No me dijeron si nos podíamos llevar al tiburón a casa por esa plata.

Cambiando de actividades, se pueden hacer varias excursiones en Las Vegas. Las que averigüé, todas bastante caras.
Por ejemplo, se puede visitar El Gran Cañón del Colorado en bus, en helicóptero, en avioneta y vaya a saber uno en que otro medio de transporte. Son unos 450 km y la excursión en bus costaba U$S 150 por cabeza. En helicóptero, más de U$S 300.

Más cerca de la ciudad, se puede visitar la Presa Hoover por unos U$S 85.
Hoover Dam, fue construida en los años ’30, debido a las inundaciones que producía el Río Colorado por el derretimiento de nieve de las Montañas Rocallosas. Además con su construcción se pudo proveer a la zona sur de California de agua potable constantemente.

Hoover Dam

Otra visita que hicimos en Las Vegas, fue a Pawn Gold & Silver, la tienda de empeños de “El Precio de la Historia“, el programa de History Channel.
Un lugar interesante para el que le gusta ver antigüedades o clásicos de la historia, como juguetes, autógrafos de estrellas de Hollywood, armas antiguas, etc.
Por supuesto, no pudimos ver a los protagonistas. No sé, escuché que son actores, que está todo armado para TV, puede ser verdad o no. Si alguien estuvo y los vió me gustaría que me cuenten.

El precio de la historia
El precio de la historia

No puedo dejar de hablar de las compras en Las Vegas. Como habíamos estado en los outlets de Orlando y no teníamos mucho tiempo, no visitamos los de Las Vegas, pero les puedo contar que hay dos Premium Outlets, uno al norte y otro al sur, cerca del aeropuerto.
Dicen que Las Vegas es muy barato, pero las tasas de los artículos son más altas que en Florida. De hecho el 15 de enero, las tasas de los hoteles aumentaron un 50%, así que no sé cuan conveniente podría ser.

Hay otro lugar para comprar en la Strip, el Fashion Show Mall, donde además de comprar, pueden ver desfiles y comer algo en el patio de comidas. Nosotros estuvimos en la pizzería Grimaldi’s, una sucursal de la famosa del puente de Brooklyn, y la verdad es que la calidad es la misma, muy buena.

Fashion Show Mall

Después de las dos noches que estuvimos, nos fuimos en auto al Gran Cañón del Colorado, (visita que contaré en la próxima entrada), y después volvimos una noche más a Las Vegas.

Esta vez nos alojamos en el Super 8, al norte de la Strip. Es estilo motel, pero tiene habitaciones cuádruples y estacionamiento. Por dos noches, solo pagamos U$S 80. Realmente cumplió su función.

Esa noche fuimos recorrer la Calle Freemont. Un lugar muy pintoresco, de unas tres o cuatro cuadras, con un techo que la cubre y sirve de pantalla para videos musicales.
A diferencia de la Strip, donde hay que caminar mucho y todo está separado, en Freemont está todo junto, con casinos, chicas con vestido de novia para sacarse fotos y quizás algo más, negocios de souvenirs y una tirolesa que recorría todo el largo de la calle a unos 15 m de altura.

Freemont
Freemont

Nos despedimos de la ciudad, visitando el famoso cartel “Welcome to Las Vegas“, que está en la Strip, a la altura del aeropuerto. Por suerte tiene estacionamiento y se pueden sacar fotos tranquilamente.

Como resumen, puedo decir que Las Vegas es principalmente para gente que le gusta el juego y la vida nocturna, para ir con amigos y descontrolarse un poco.
Van a encontrar casinos, máquinas tragamonedas y sus correspondientes jugadores a toda hora y en todos lados, hasta en el aeropuerto.
También hay infinita cantidad de capillas, ya que mucha gente se va a casar a Las Vegas, algunos no demasiado sobrios. Pero bueno, la cosa es que es muy fácil, no piden mucho requisito y pueden armar bodas temáticas, como por ejemplo que los novios estén vestidos de superhéroes, de gladiadores, príncipes y lo que se les ocurra. Cada una con su correspondiente precio.

A diferencia de Orlando, había bastante gente durmiendo en la calle y se veían borrachos de la mañana a la noche. Después de las 11 de la noche, el ambiente no es tan agradable.

Y así, desde Las Vegas nos fuimos a Los Angeles, siempre en auto. Visita que les contaré después de la del cañón.

También les dejo la galería de imágenes completa, que seguro les va a gustar

Welcome Las Vegas
 
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: