Planificar un viaje por nuestra cuenta no es fácil, lograr obtener la organización ideal lleva mucho tiempo y trabajo, pero también se puede disfrutar y vivir como parte del itinerario.

Es verdad que ahora, con internet, es infinitamente más fácil buscar opciones, encontrar recomendaciones y evitar decepciones; pero a su vez, nos abre un abanico tan grande de variantes, que se complica elegir la solución óptima.

Para lograr esto, debemos tener claro que las variables económicas, la oferta y la demanda, las propias circunstancias y otros tantos imponderables, seguramente nos harán resignar en algunos casos tiempo, comodidad y la obtención de la mejor relación precio – calidad, pero seguramente lograremos un resultado mejor que el que se consigue comprando un paquete de vacaciones pre armado y seguramente lo disfrutaremos más.

Acá les dejo, los que según mi criterio, son los pasos fundamentales para lograr una planificación medianamente decente.

Espero que les sirva!

1. Antes de invertir dinero

 

Lo primero es definir el itinerario.

Parece obvio, pero elegir él o los lugares a visitar no es lo único. Hay que verificar costos, fechas y preferencias con distintas alternativas de ruta, porque si son varios lugares, es posible que sea más costoso hacer un recorrido que otro o puede haber eventos que querríamos ver o evitar.

Por ejemplo, ir de Buenos Aires a Miami y de ahí a Nueva York, puede ser más económico que ir a Nueva York y después a Miami, según el momento del viaje.
Viajar a Roma en Semana Santa, puede ser buenísimo, pero quizás no nos interesen las multitudes.
Consideren las distintas opciones.

Una vez decidida la época y si se tiene la posibilidad de ser flexible con las fechas, se deben verificar los costos de transportes y alojamientos, saliendo distintos días o los mismos días en distintas semanas o meses. Pueden variar bastante de una semana a otra.

Definidos el destino y las fechas, hay que asegurarse de tener los documentos al día y las visas que les pudieran requerir, con la anticipación necesaria.
No contraten nada antes de tener todo en regla!!!

2. Como llegamos a nuestro destino?

Para vuelos, lo más aconsejable es comparar precios en megabuscadores, (los que buscan en varios buscadores), como Kayak y Skyscanner; webs de aerolíneas y buscadores de su confianza.
Yo por ejemplo, siempre encuentro buenos precios en Expedia para vuelos largos. Para regionales, son mejores las aerolíneas de bajo costo como Easyjet, Vueling, etc.
Cuidado con los costos extra por equipaje, las aerolíneas de bajo costo cobran aparte cada valija, solo permiten el equipaje de mano en forma gratuita. También vean que según el país o región que visiten, pueden encontrar una empresa más conveniente que otra.

El tren, en algunos países o regiones es un medio de transporte muy conveniente, como en Europa en general.

Países como Argentina, tienen destruida su red ferroviaria, gracias a los políticos de turno de los ‘90.

Si están en un lugar donde funciona bien, es más seguro y rápido que el autobús. Pueden comprar los boletos en las páginas oficiales y algunos hasta ofrecen descuentos del 50% en el alquiler de autos, como Trenitalia, reservando con un número que viene en el pasaje.

Por supuesto no hay que descartar el auto, sea propio o alquilado.
En caso de viajes internacionales o interregionales, verifiquen la documentación, seguros y mercaderías que pueden llevar, sino pueden tener problemas en las aduanas o en los controles.

 

3. Dónde nos alojamos?

Esto depende mucho de los gustos, recursos y expectativas del viajero.
Se pueden preferir hoteles de lujo, medios y baratos. Quizás opten por alojarse en un departamento o en un camping, en un albergue estudiantil o en casas de familia.

Lo más importante es que en base a esto, busquen opiniones de huéspedes para no equivocarse en la elección y también alojamientos bien ubicados, cerca de los medios de transporte.
A veces es mejor pagar un poco más, paro no tener que perder tiempo y gastar la diferencia en viajes, otras quizás conviene viajar un poco más, pero tener un alojamiento mejor.
Dicho esto, pueden buscar opiniones en Tripadvisor, hoteles en Hoteles.com o Booking.com y departamentos en HomeAway o Airbnb.
Como último consejo, les sugiero reservar hoteles con “Cancelación gratuita”, que quizás cuestan un poco más, pero nos permite anular la reserva y hacer otra más conveniente si aparece.

4. Qué queremos hacer?

Este ítem, por supuesto, está directamente relacionado con la elección del destino y con los gustos del viajero, pero además es muy útil hacer un cronograma de las actividades que nos interesan, para saber de cuánto tiempo debemos disponer para recorrer lo que queremos, o cuanto podemos ver o hacer con el tiempo disponible.

Una web que les puede facilitar la organización del tiempo es Tripomatic, donde podemos elegir las atracciones de cada ciudad y nos arma un recorrido personalizable, con tiempos aproximados de visita.

También podemos decidir si contratamos excursiones organizadas o visitamos atracciones por nuestra cuenta. Esto depende de las distancias entre puntos de interés, si disponemos de vehículo adecuado, si conocemos algo del lugar o no.

Por ejemplo, hace varios años estuve un día en Santo Domingo y realmente no tenía idea de que había para ver o hacer, así que decidimos contratar un guía turístico que nos ahorró largas caminatas sin sentido y pérdidas del tiempo que no teníamos.

Hay que destacar que en muchas de las grandes ciudades, existen tarjetas turísticas, que adquiriéndolas, nos permiten ingresar sin costo a las atracciones, muchas veces sin hacer colas y algunas tienen incluido el transporte.

Para decidir si conviene o no comprarlas hay un único método efectivo: Hacer una lista de las atracciones que queremos visitar “obligatoriamente” y sus costos, sumar todos y ver que sea más costoso que el valor de la tarjeta.
También es muy ilustrativo entrar en foros como el de Los Viajeros.com.

No olviden revisar valores si van con chicos, porque muchas veces tienen descuentos o entran directamente gratis en algunos lugares.
Algunas tarjetas son la New York Pass, London Pass, Roma Pass, París Pass, etc.

Les dejo un pequeño truco. En las web de la tarjeta elegida, carguen la cantidad de tarjetas, el tiempo de duración y vayan a “comprar”. Carguen sus datos, (nombre, mail, dirección, etc.). Cuando lleguen a los datos de pago, cierren la página, (sin completar datos de tarjeta) y esperen unos días, seguramente les llegará una promoción con algún descuento que puede ser del 10 ó 15%.

5. Cómo nos movemos?

Es un tema no menor, en cuanto a costo, el de los traslados desde y hacia los aeropuertos.
Sobre esto, solo les puedo decir que entren en la web turística de cada ciudad y en la de los aeropuertos y comparen opciones.

Hay aeropuertos que tienen bus, tren, traslados privados, autobuses de aerolíneas, taxi, etc. Es importante entender que no hay una regla, cada lugar tiene una opción más conveniente que otra.

Casi lo mismo se puede decir del transporte en las ciudades, cada una es particular.
Pueden tener tarjetas para el transporte público de distintas duraciones o packs de boletos o boletos diarios, etc.

Por ejemplo en Nueva York, creo que el metro es insuperable; en los parques temáticos de Orlando, es casi imprescindible alquilar un auto; en Buenos Aires, lo mejor es el subte, pero hay pocas líneas; otros lugares directamente no tienen transporte público, etc.

Cada destino con su receta.

6. Buscar información local

Es recomendable, además de entrar en foros, en guías, sitios turísticos y en blogs, saber dónde comen, dónde compran y qué lugares visitan los residentes, que generalmente conocen los lugares más convenientes y menos poblados de gente.

También es imprescindible, conocer las webs oficiales de algunas atracciones, como por ejemplo en los museos o exposiciones, para conseguir mapas, conocer horarios, valor de las entradas, si están en época de restauración, etc

Existen sitios, dedicados a temas específicos como Viajero Mágico, de lectura obligatoria para una estadía óptima en los parques de Orlando.

Yo mismo cuento sobre algunos lugares no muy conocidos, en “Bariloche, Dina Huapi – Secretos y experiencias

7. No hay que olvidarse

No minimicen los temas prácticos, que forman parte de los turísticos.
Averigüen que tipo de enchufes usan y el voltaje del lugar donde vayan, donde cambiar su dinero por moneda local, investiguen el clima, seguridad, teléfonos de emergencia, temporadas altas y bajas, etc.

Y sobre todo, no se olviden de pasarla bien!

 
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: