Los Angeles es el sexto y último relato de nuestro viaje de enero de 2017, con mi mujer y mis dos hijos, donde recorrimos un poquito de Estados Unidos.
En las entradas anteriores, les conté sobre algunos parques de Orlando: Magic Kingdom de Disney, Universal Studios e Isla de la Aventura, estos últimos de Universal, nuestra visita a Las Vegas y al Gran Cañón del Colorado.

De Las Vegas a Los Angeles hay casi 450 km de un camino bastante entretenido, cruzando el Desierto Mojave, pasando entre las Montañas San Gabriel y las Montañas San Bernardino, que hicimos con la camioneta rentada en Las Vegas.

 

Camino a Los Angeles

Los Angeles es una ciudad enorme, formada por la unión de distintos pueblos que se fueron convirtiendo en los barrios actuales. Es la segunda ciudad más poblada de EEUU y parece que a la tarde se juntan todos en las autopistas.

Cuando estábamos decidiendo a donde ir, escuchamos muchos comentarios sobre que era una ciudad poco interesante, que era fea y a muchos no les gustaba.
Así y todo, con esa imagen que nos quitó expectativas, decidimos comprobar por nosotros mismos la veracidad de esas opiniones, dejando de lado otros destinos un poco más lejanos como San Francisco, que tiene mejores opiniones.

Nuestra experiencia fue muy buena y Los Angeles nos gustó mucho, bastante más de lo que esperábamos.
Por supuesto que hay lugares no tan agradables, como en toda gran ciudad, pero es una ciudad relativamente baja, con barrios muy bonitos y playas con atardeceres fantásticos.

Estuvimos dos días y medio y tratamos de organizarnos para ver lo más icónico de la ciudad como el Downtown, el Pueblo Antiguo de Los Angeles, el Observatorio Griffith, Santa Mónica, Venice Beach, Beverly Hills y por supuesto Hollywood, con el Paseo de la Fama, el Teatro Chino y el cartel de la colina.
Nos quedó pendiente hacer un recorrido por los estudios cinematográficos, Disneylandia en Anaheim, Malibú, el Museo Getty, el Parque de los Sequoias un poco más lejos y tantas otras cosas.

En resumen, nos dieron ganas de volver en un próximo viaje para recorrer la costa hasta San Francisco y los Parques Nacionales como Yosemite. Espero que sea pronto.

Los Angeles

Encontrar alojamiento fue un poco complicado, no por falta de ofertas, sino porque los hoteles eran muy caros comparados con otros lugares de EEUU y finalmente, aunque eran pocos días, decidimos alquilar un departamento en Airbnb, siempre una buena opción.
Ubicado en Sunset Boulevard, en Hollywood West, era muy amplio, tenía cocina y estacionamiento. Este último bastante importante, porque es muy complicado estacionar en la ciudad.

Los Angeles
Los Angeles

El primer día, fuimos al centro. Como imaginamos mucho tránsito lo hicimos en el Metro.
Comprar los tickets del metro es bastante trabajoso. Hay que comprar una tarjeta TAP, que cuesta U$S 1 y cargarle lo que queremos gastar. Lo malo es que al ser cuatro, tuvimos que hacerlo cuatro veces para comprar la tarjeta y otras tantas para cargarla, porque no se puede seleccionar más de una por vez.

Lo primero que visitamos por recomendación de Viajeros en Acción (@ViajerosAccion), (unos amigos de Twitter), fue “The Last Bookstore“. Una librería genial, que cuando entramos nos decepcionó un poco, pero cuando recorrimos el piso superior nos encantó.

Los Angeles
Los Angeles
Los Angeles

Al terminar la visita pasamos por el Walt Disney Concert Hall, la metálica sede de la Filarmónica de Los Angeles, un edificio diseñado por Frank Gehry y también por el Centro Cívico y el Grand Park LA.

Los Angeles
Los Angeles

Desde ahí, caminamos hasta el Pueblo Antiguo de Los Angeles y la Calle Olvera. El sector histórico de la ciudad, con rezagos de la cultura mexicana y edificios de la época de la fundación de el “Pueblo de la Reina de los Angeles” en 1781.
Pueden ver la Old Plaza Church, la iglesia más antigua de Los Angeles; la Casa Avila, la casa más antigua, que se conserva amueblada tal como en el Siglo XIX; la feria mexicana en la calle Olvera y se puede agregar Union Station, de 1939 con cierto estilo español.

Los Angeles
Los Angeles
Los Angeles
Los Angeles

Terminando nuestra visita al Downtown, tomamos el metro en Union Station. Construida en 1939 y utilizada en muchas películas, los trenes que salen de allí llegan a destinos tan lejanos como Orlando y Chicago.

Los Angeles
Los Angeles

A la tarde queríamos conocer Santa Mónica, la playa sobre el Pacífico, con su muelle y su parque de diversiones.

El muelle de Santa Mónica es un lugar imperdible, se puede estar horas mirando el mar o escuchando a los artistas callejeros, o tomando algo en los bares.
Aunque nosotros fuimos en invierno, la temperatura era de más de 20ºC, había gente en la playa y hasta en el mar.
Cuando baja el sol, se puede disfrutar de increíbles atardeceres sobre el mar. Un espectáculo inolvidable!

Santa Monica
Santa Monica
Santa Monica

Al día siguiente por la mañana, empezamos nuestro último día completo en USA, ya que al otro día volvíamos a Buenos Aires.
Esta vez, la eleccíon fue Hollywood, el Paseo de la Fama y sus estrellas en la vereda, y por supuesto el Teatro Chino con las huellas de los famosos.

Hollywood
Hollywood
Hollywood

Siguiendo al oeste por el Boulevard Santa Mónica, llegamos a Beverly Hills, el barrio de las estrellas.
Caminamos por Rodeo Drive, visualmente muy lindo con sus locales de primeras marcas y diseños que marcan tendencia.
Un lindo lugar para los que les gusta y pueden comprar algo exclusivo. Pero los viajeros comunes como yo, probablemente sentirán una sensación de estar en el lugar equivocado.

Beverly Hills
Beverly Hills
Beverly Hills
Beverly Hills

Para terminar el día fuimos al Parque Griffith. Un parque hermoso en las Sierras de Santa Mónica, al norte de Hollywod West y les recomiendo ir temprano porque al atardecer se llena de gente buscando fotos de las excelentes vistas.

En el parque, también pueden visitar el Observatorio Griffith, el Zoológico de Los Angeles, el Teatro Griego o subir hasta el Cartel de Hollywood.
El observatorio es muy interesante y ofrece exhibiciones, tiene un planetario y se puede explorar con los telescopios.
Si no les interesa la astronomía, pueden ver de bastante cerca el Cartel de Hollywood o la ciudad desde lo alto.

Parque Griffith
Parque Griffith
Parque Griffith
Parque Griffith

El último momento que pasamos en Los Angeles lo aprovechamos para pasar por Venice Beach, a pocas cuadras al sur de Santa Mónica y muy cerca del aeropuerto.
La playa y sus alrededores son muy pintorescos, con sus pistas de skate, los gimnasios al aire libre y los puestos callejeros que resultaron una linda despedida.

Venice Beach
Venice Beach
Venice Beach

Para terminar, les dejo una imagen de la Cordillera de los Andes, que cruzamos en nuestro vuelo de vuelta a Buenos Aires y si quieren ver más fotos, pueden ver la Galería de Los Angeles.

Como siempre, a la vuelta de un viaje tenemos sentimientos encontrados. por un lado la tristeza de que se haya terminado y por otro la felicidad que nos dejan los momentos vividos.
Por estos últimos, es que escribo este blog. Esos momentos son mucho mejores y duran más al compartirlos.

Los Andes
 
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: