En esta entrada les cuento como planifiqué mi segunda visita a Europa desde Argentina, esta vez en invierno y más precisamente en febrero de 2019.
Les voy a mostrar estrategias de búsqueda, costos de transportes, alojamientos y detalles a tener en cuenta para un viaje a medida de sus necesidades.
Como siempre, aclaro primero algunas circunstancias que condicionan el viaje, porque no siempre se puede elegir la fecha justa, los tiempos necesarios y las posibilidades económicas aconsejadas. Empecemos.

Costo Europa

 

Las fechas del viaje

Tuvimos que elegir febrero fundamentalmente por el calendario escolar en Argentina.
Mis hijos tienen 21 y 14 años y perder tres semanas en época de clases es por lo menos complicado. Ya lo hicimos en la primera visita y si bien se puede hacer, tampoco es cuestión de abusar.
Decidimos evitar enero porque normalmente es más frío y diciembre se encarece con las fiestas.
Igualmente pienso que las bajas temperaturas no son lo peor, sino la lluvia y las nevadas, que complican las caminatas y hasta pueden complicar los traslados.

 

El grupo

Normalmente somos la típica familia de un matrimonio y dos hijos, pero en este caso tuvimos que considerar un quinto viajero de 18 años, hijo de una familia amiga de toda la vida.

Por un lado ser cinco complica un poco las cosas, pero es lindo que los padres nos tengan tanta confianza y que el chico quiera viajar con nosotros.

Nos encontramos con él en Atenas y nos separamos en Bruselas, por lo que su aéreo desde Argentina y la vuelta no están incluidas en la planilla de gastos que encontrarán al final del post.

 

Empezando a planificar

Generalmente me gusta hacerlo con tiempo, un poco para saciar mi ansiedad y mucho porque se consiguen mejores precios.
Esta vez empecé un año antes y aunque parezca demasiado, me salvó porque en nuestra querida Argentina el dólar subió de $20 a $40 por cada billete del norte y los vuelos de ida y vuelta los pagamos antes del aumento.

Con respecto a los alojamientos, conseguimos buenos precios, que pueden ver al final, y buenas ubicaciones.
A pesar de reservar con «Cancelación Gratuita» y seguir buscando mejorar, los precios aumentaron bastante y las ofertas cada vez eran de peor calidad. Así que solo pude hacer algunas mejoras en los primeros meses.
En algunos de los destinos, realmente se complicó por el alto costo y tuvimos que bajar las pretensiones.

Con los transportes internos, ya dentro de Europa, tuve que esperar más porque las ventas empiezan con menor anticipación. Sobre todo en los trenes, que se pueden reservar con tres o cuatro meses.
Con los buses no hubo problema, no hace falta tanta anticipación porque hay muchos servicios diarios en las ciudades que visitamos.

Lo peor de todo fue reservar un auto. Lo necesitamos solo uno o dos días en Alemania y los precios son muy altos.
Igualmente, más que el precio, el problema fue encontrar una web confiable.
Van a encontrar muchas reviews de Rentalcars, Autoeurope y las agencias más famosas como Avis, Hertz, Sixt, Europcar, etc., que generalmente parecen buenas, pero revisando en Trustpilot parecen todas malísimas.
Con esto hay que tener cuidado, porque la gente escribe mucho cuando tiene problemas y poco cuando les va bien. Pero justamente yo quería saber como respondían ante los inconvenientes, porque mientras no se complique son todas una maravilla.

Así que en resumen elegí Sixt, pero me costo muchísimo decidirme por alguna y finalmente me di cuenta que con las condiciones que ponen, los seguros que ofrecen, devoluciones de franquicia, etc, etc., alquilar un auto en Europa es quedar en manos de Dios, de la suerte, del destino o quien crean que maneja los hilos de sus vidas.

Flixbus
DB

 

El itinerario

La idea original era recorrer lugares que no habíamos visitado en nuestro primer viaje al viejo continente, no porque no nos gustaran, sino para ampliar los horizontes.

Dentro de las tres semanas que pensábamos estar, había algunas prioridades. Atenas era una, Praga, Berlín, Amsterdam y Brujas eran las otras y yo quería conocer Baviera, sobre todo el Castillo de Neuschwanstein y los pueblitos pintorescos.
El gran «problema» de estos lugares, es que a pocos kilómetros hay ciudades tanto o más espectaculares. Así que fuimos agregando algunas, Viena, Budapest, Bruselas, Munich y como nos sobraba un rato, unas horas en Londres. 🙂

Calculamos tres días en cada parada, siempre pensando en ver lo básico y dejar exploraciones más profundas para hipotéticas futuras visitas.
No sé ustedes, pero yo no estoy muy seguro de poder volver varias veces, por eso la acumulación de lugares.
Entiendo que si tienen posibilidades, es mucho mejor recorrer menos destinos y dedicarles más tiempo, pero no siempre se puede esperar a las circunstancias ideales.

Resumiendo, después de darles muchas vueltas a los destinos para ver cual era el recorrido más económico siguiendo cierta lógica y no rebotando por toda Europa, el itinerario quedó así:

Atenas, Budapest, Viena, Munich, Praga, Berlín, Amsterdam, Bruselas y unas horas en Londres.

Teniendo esto como base y el tiempo de que disponíamos, decidimos llegar a una ciudad y volver desde otra. Podíamos, por ejemplo, empezar en Amsterdam y terminar el recorrido en Bruselas para volver desde Amsterdam, pero los pasajes se tornaban demasiado caros.

Costo Europa

 

Vuelos desde Argentina

Cuando empecé a buscar, los vuelos hasta Atenas, nuestro primer destino, y volviendo desde Bruselas o Amsterdam, no bajaban de U$S 1500 cada uno.
Con este contexto empecé a buscar alternativas, llegando a Europa con vuelos baratos y ya dentro del viejo continente viajar con aerolíneas Low-Cost.
Así encontré buenos precios en Norwegian, viajando ida y vuelta a Londres.

Desde Londres podíamos viajar a Atenas por pocos euros y a la vuelta era muy cerca llegar a la capital inglesa desde Bruselas.
Los pasajes a Londres ida y vuelta, directos sin escalas, los pagamos unos U$S 1050 cada uno, incluyendo equipaje de bodega.
Una aclaración es que después bajaron a unos U$S 900, pero igual salimos ganando por el aumento del dólar. Así que para ir a Atenas y volver desde Bruselas nos costó unos U$S 1200 cada uno, bajando ostensiblemente el presupuesto de U$S 1500 inicial. Con esto ahorramos unos U$S 1200 en total.

Esta vez fue de bastante ayuda Skyscanner, donde nos fue útil buscar por la opción «Mes completo» para encontrar las fechas con mejores precios. Si tienen cierta flexibilidad con los tiempos, es la mejor alternativa.

Aegean
Tres fronteras

 

Transportes internos

Para los traslados internos, como regla general elegimos autobús cuando el tiempo de viaje entre tren y bus era similar y las distancias no muy largas, siendo el bus generalmente más barato.
Por ejemplo, entre Budapest y Viena, Munich a Praga, Praga a Berlín y Amsterdam a Bruselas.

Optamos por tren de Viena a Munich, de Berlín a Amsterdam y de Bruselas a Londres. En esta búsqueda estuve viendo el tema del Eurailpass, que puede incluir varios países según el abono que compren, pero viendo que muchas veces hay que pagar además una reserva, creo que nos costo mucho menos comprar los viajes individuales.

Desde Atenas a Budapest no hay otra que tomar un vuelo, ya que las opciones de tren o bus son, para nosotros, inviables.

Con respecto a este vuelo tengo un comentario. Habíamos reservado un vuelo de Ryanair que salía a las 16 hs y llegaba a las 17:05 hs, hasta acá todo bien. El problema fue cuando nos llegó un mail diciendo que cambiaban el horario de salida a las 22:35 hs.
Me quería morir, insulté a Ryanair durante días. Nos complicaba la vida con el equipaje, con la llegada a Budapest, la entrada al departamento, en fin, con todo.
Lo bueno es que cuando un vuelo tiene un atraso mayor a 3 hs se puede pedir el reembolso.
Hice el reclamo y después de unos pocos días me dijeron que me iban a devolver el importe completo y que lo encontraría en mi próximo resumen de tarjeta. Y acá es donde me reconcilié con Ryanair, cumplieron y me devolvieron todo en la fecha acordada.
Finalmente reservé con la húngara Wizz Air, que sale a un horario más decente.

Wizz
Eurostar

 

Alojamientos

La idea era reservar departamentos, no solo porque son más cómodos, tienen varias habitaciones, cocina, lavarropas y posibilidades de ahorro, sino porque éramos cinco y en hotel tenemos que dormir todos en una habitación incómodos o en dos incrementando los costos.

Casi todos los reservé en Booking, sobre todo porque tenían cancelación gratuita, en cambio en Airbnb casi siempre hay que pagar y si se pueden cancelar hacen un reembolso. Igualmente, en Bruselas nos convino Airbnb.

Como dije antes, en algunos lugares se nos complicó. Por ejemplo Munich y Amsterdam son muy caras y fue imposible encontrar un departamento bien ubicado a buen precio, así que tuvimos que conformarnos con hoteles regulares.
En Amsterdam sobre todo, hay una opción que me gustaba, pero que en invierno es más complicada, las granjas fuera de la ciudad. Si van en épocas con clima más amigable, no dejen de revisarlas. En Airbnb ofrecen varias.

En las 24 noches, conseguimos departamentos de dos dormitorios y uno de tres, más dos hoteles con dos habitaciones cada uno, (una doble y una triple), por un promedio de € 125 diarios, o sea unos € 25 por día por persona. Bastante más barato que la mayoría de los hostels.

Airbnb
Booking

 

Otros puntos a considerar

Hay más para planificar, que trataré con más profundidad en las entradas de cada ciudad, como por ejemplo como moverse con el transporte público, que ver en cada destino, si convienen las tarjetas de transporte y de atracciones, donde cambiar moneda, etc.

Para terminar, una reflexión. Organizar un viaje lleva mucho trabajo, pero como siempre digo, es parte del viaje. A disfrutarlo!

Si no tienen tiempo, ganas o no saben por donde empezar, pueden ver la página www.elviajeromarcopolo.com/planifico-tu-viaje y los puedo ayudar con la planificación.

Aquí debajo, les dejo la planilla con los gastos detallados de transportes y alojamientos, para que tengan una idea de presupuesto.

En la próxima entrada, Europa 2019 – Opiniones finales, pueden ver como nos fue y comentarios sobre aerolíneas, transportes, alojamientos, alquiler de autos, etc. Hasta entonces 🙂

 

Planilla de gastos

Costo Europa